Lujo y aristocracia en el Balneario de Heiligendamm

Muchos de los actuales balnearios europeos surgieron por el gusto de algún monarca que los ponía de moda y estas playas, preferidas por la aristocracia europea, llegan al siglo XXI con sus magníficos palacetes que ricos y famosos siguen eligiendo.

El más antiguo balneario costero de Alemania, de larga tradición a orillas del mar, se asoma al Mar Báltico desde el año 1793 y ofrece, además de su función curativa, la posibilidad de variados eventos para los participantes más exigentes.

La aristocracia noreuropea que concurría en gran número durante la época estival ocupaba sus residencias palaciegas y ahora, los exclusivos veraneantes se alojan en el Grand Hotel Heiligendamm, un palacio lleno de empaque ubicado en el corazón de la playa y a dos horas y media de la ciudad de Berlín.

Rodeado de naturaleza virgen y enmarcado por tranquilos bosques de hayas, el exclusivo conjunto a orillas del mar Báltico está formado por seis casas que forman un lujoso conjunto que brinda calma y placer

• Casa “Grand Hotel”
• Castillo Hohenzollern
• Casa Mecklenburg
• Orangerie
• Severin Palais
• Kurhaus

Con una impactante vista al Báltico, todas las habitaciones y suites ofrecen cama King, baños de mármol con piso calefaccionado y todos los servicios de gran lujo que puedas imaginar.

La gastronomía a cargo de experimentados chefs ofrece los mejores y más refinados platos en cualquiera de los restaurantes del lugar y un párrafo aparte merece el SPA Heiligendamm, un mundo particular con su propio palacio donde se encuentra una piscina bajo techo y varias saunas, gimnasio, programas de belleza y bienestar, deportes pequeños al aire libre y una maravillosa playa frente al hotel

Ideal para venir con niños que pueden realizar diferentes actividades y vivir divertidas experiencias en los tres diferentes pisos del lugar.

Deja un comentario