Las Termas da Curia, en Brasil

Brasil, el país con la superficie acuífera más grande del planeta, tiene un manantial muy especial denominado Termas da Curia, que traducidos al español sería Termas de Cura o Curación, nombre que proviene desde la época de los romanos, que bautizaron estos fabulosos manantiales que hoy en día se albergan en un moderno edificio que combina el estilo Belle Epoque con tecnología de belleza de punta. Por otro lado, antes de proseguir, te recomendamos descubrir los maravillosos alojamientos relajantes del País Vasco (descubre más sobre los hoteles en País Vasco), donde podrás descansar como en las Termas de Curia.

Los alrededores de estos manantiales, el balneario termal más antiguo de Brasil, están compuestos por parques con canchas de tenis, paseos y senderos, incluso hay una pequeña isla que es posible contemplar en medio de la tranquilidad del parque, que tiene un tamaño nada despreciable de un kilómetro.

Las aguas de este balneario termal, son del tipo sulfatadas cálcicas y magnesias, haciéndolas idóneas para tratar dolencias de los huesos, ya que recalcifican, enfermedades del sistema metabólico, dolencias reumáticas, cálculos e infecciones del sistema urinario, entre otras. Además, estas benéficas aguas termales, se pueden beber, con el añadido de alguna hierba refrescante, entregando todos sus beneficios desde adentro.

Los métodos más utilizados para entregar los beneficios de esta agua son los típicos baños de inmersión, las duchas escocesas y circulares, el hidromasaje y la sauna. Los tratamientos que entrega el centro termal que alberga las aguas de Curia, son muy completos e integrales. Hay programas de varios días para desintoxicar por completo el organismo, ofreciendo además alternativas de entretención y gimnasia.

El balneario termas de Curia con su elegante hotel, se ubica en la comarca de Anadia, a 25 kilómetros de Coimbra y a 8 kilómetros de distancia de la Autopista Norte, conectando con la carretera IP5.

Deja un comentario