Hotel Residence Grand Palais Excelsior

Una estancia inolvidable para aquellos que busquen el relax tanto solos como en familia es, sin duda alguna el Grand Palais Excelsior. Este complejo dedicado a la relajación, bienestar y confort en general, se ubica en Limone Piemonte, una pequeña localidad y comuna italiana del noroeste del país (región de Cuneo) justo en la frontera con Francia.

Glamour y paz

Este hotel, balneario y centro de encuentros gastronómicos está decorado con un interesantísimo estilo Art Nouveau y equipado con todas las comodidades para satisfacer las necesidades de los huéspedes, buscando la perfección en cada detalle orientado al cuidado y satisfacción de las necesidades de manera individual de cada persona que decide pasar un fin de semana (o una semana entera) en las instalaciones.

El Grand Palais Excelsior está rodeado por un jardín encantador, cuyo brillante color verde en verano y níveo esplendor en invierno, hacen de la estancia una experiencia que relaja la visión y ayuda a introducir al huésped en una “paz sensorial”.

Historia aristocrática al servicio del confort

El Grand Palais Excelsior, construido a principios del siglo XX, fue utilizado como residencia de verano de los príncipes de Mónaco, por lo que desde entonces el pueblo de Limone comenzó a recibir toda la gloria y el estilo de vida de la corte monegasca. Más tarde, se convirtió en un hotel y complejo de relax especialmente diseñado para satisfacer los requerimientos de los clientes más selectos quienes, aparte del relax, buscaban elegancia arquitectónica, encanto y la atmósfera de la nobleza típica del lugar.

Una reciente restauración y renovación han dado al Palacio el encanto de su antigua gloria, mucho en parte a la aplicación de la fórmula de residencia-hotel , tan de moda en la hostelería moderna.

Habitaciones y Apartamentos

Los veintiocho apartamentos del Excelsior han sido concebidos para hacer de la estancia una experiencia en la que se quiera repetir.

La combinación perfecta de comodidad y funcionalidad es un estándar en todos los apartamentos, los cuales incluyen cocina, teléfono de línea directa, TV vía satélite, caja de seguridad, calefacción individual, baño con ducha, secador de pelo, calentador de toallas y muchas otras comodidades para una estancia confortable.

El Spa Village

Sólo hay que cruzar el umbral de “El Spa Village” del hotel para comenzar a sentirte inmerso en un aura de bienestar. En este Spa el cuerpo se regenera gracias a un circuito de elementos que incluyen duchas con vapor, baño turco, sauna aromática y duchas de aromaterapia intercaladas con una ducha con hielo de los Alpes para estimular el riego sanguíneo y vino espumoso y frutas de temporada para deleitar el paladar, suena cautivador ¿verdad?…

Experiencia gastronómica

El Hotel Residence Grand Palais Excelsior también cuenta con un servicio de catering y restauración ofrecido en el restaurante San Pietro por profesionales de la cocina de amplia experiencia en comida internacional y especializados en los productos típicos de la zona, por lo que no tendrás que salir del recinto hotelero para poder degustar los sabores de la zona.

El San Pietro tiene una terraza fresca para los días de verano y primavera, un privée para los momentos que requieran intimidad y un salón principal, enriquecido con una majestuosa chimenea. En invierno, el ambiente creado por la chimenea es maravilloso y atractivo.

El jardín del restaurante es un lugar donde se ofrecen almuerzos o cenas “al fresco” en los veranos, especialmente escogidos por los huéspedes para la noche final en el hotel, inolvidables momentos con amigos o cenas románticas a la luz de las velas.

Deja un comentario