La Grande Motte, relajación de cuerpo y mente en el Mediterráneo francés

Bajo el sol francés de Languedoc-Rosellón, desde Camarga à la Côte Vermeille, se han establecido numerosos balnearios y centros de talasoterapia que aportan una respuesta concreta a determinadas patologías propias de la modernidad, como las alergias o el estrés. Puedes disfrutar de Francia viajando en los más económicos vuelos baratos, para hospedarte luego en los hoteles baratos.

Las propiedades terapéuticas del agua, las algas y los lodos marinos, junto con una labor médica y profesional garantizan tratamientos personalizados con resultados exitosos en los balnearios de la región.

Así nos encontramos con La Grande Motte, un centro turístico y de talasoterapia, célebre por su arquitectura piramidal y sus zonas verdes, donde se respira una perfecta armonía entre los vientos, las corrientes marinas y el espacio natural.

Y es que los 90.000 m2 de zonas verdes y el suave clima mediterráneo, lo convierten en un lugar idílico para la helioterapia. En otoño e invierno, la combinación del aire más fresco y el sol, estimula y favorece el funcionamiento del organismo.

El centro es un perfecto antídoto para el estrés, ya que la política del balneario está enfocada en la relajación de cuerpo y mente.

Conocido por la excelencia de sus servicios y gran profesionalidad náutica, el puerto de La Grande Motte es apto para el atraque y amarre de embarcaciones de hasta 35 metros.

A medio camino entre Córcega y Baleares, se puede llegar a La Grande Motte no sólo por mar sino también en avión, en tren de alta velocidad, por la autopista A9 y por el canal del Ródano a Sète.

Los navegantes de recreo encontrarán muelles repletos de comercios, restaurantes y extensas playas de fina arena, públicas y privadas.

Vale la pena pegarse una vuelta.

Deja un comentario