El poder curativo de lo natural

En mi familia, siempre las medicinas con productos químicos y otros productos adulterados con la ayuda del hombre para comercializarlos y obtener más ganancias, han sido aborrecidas considerablemente.

La educación que yo he llevado es la que, cuando me sentía mal y tenía algo de fiebre, siempre me curaban con medicina natural, hierbas hervidas y servidas en un pote de madera movidas con un palo curativo muy natural. Y aunque parezca mentira, terminaba mejor y recuperado de mi malestar, entonces mi familia tenía razón, los productos que venden no hacen nada bien a las personas, ese era mi pensamiento a los diez años de edad.

Han transcurrido desde entonces alrededor de quince años, y mi pensamiento no ha variado sigo optando por la medicina natural, y aunque ahora tengo más conocimiento acerca de los productos que mi familia no deseaba, igual elijo lo natural. Es por ello, que cuando abrió el Spa del Danubius en el Hotel de Hungría, fue súper emocionante para mí, y la fui considerando como mi segunda casa. Les cuento el porqué, ellos mantienen la filosofía de que para llegar a tener una vida sana tanto interna como externa, se debe proceder al poder de los recursos naturales que ofrece el planeta Tierra, y que todos los elementos del Spa giran en torno a ellos.

Cuando leí cuál era su pensamiento, no lo pensé dos veces y me apuré en hacer las coordinaciones necesarias para pedir permiso en mi trabajo y salir como niño corriendo por su juguete de navidad en pleno mes de Mayo.

Cuando entré al lugar, sentía que ya lo conocía y no debía pedir instrucciones puesto que conocía el lugar, no sé por qué, pero lo sabía.

Inicié con la terapia para eliminar el estrés y la tensión laboral que acarrea a todos en general. Luego me fui a las aguas termales para sentirme renovado y relajado, deseaba quedar como nuevo.

Deja un comentario