Situada en uno de los rincones más privilegiados de la costa andaluza, Islantilla es una playa y mancomunidad situada entre las aguas de Lepe e Isla Cristina.

Creada en 1991 y con el proyecto de convertirse en uno de los referentes turísticos de la provincia de Huelva, este balneario de la región onubense de la Costa de la Luz, está apostado sobre un balcón poblado de pinares que asoma al Atlántico y que está a tan sólo una hora de los aeropuertos internacionales de Sevilla y Faro. Su nombre deriva de la unión de Isla Cristina y La Antilla y los terrenos donde se asienta eran tierras de labranza, poco productivas inundables por las lluvias y las mareas altas durante los temporales, su zona alta era un área de barrancos y pinar, espacio que fue recuperado y convertido en un destino paradisíaco, un jardín junto al mar.

Bendecida por un clima que garantiza más de 3.000 horas de sol al año y rodeada por parajes protegidos de increíble belleza, Islantilla, ofrece al visitante el privilegio de una impresionante playa dorada, certificada con el distintivo Q de Calidad Turística, y con una infraestructura turística que satisface el nivel más exigente en sus cinco hoteles de última generación además, de uno de los mejores campos de golf del sur de Europa junto al océano.

Aunque la playa no tiene puerto, los veraneantes pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos y disfrutar del impresionante sol mediterráneo que permite aprovechar cada día de playa durante todo el verano; además, el balneario tiene un entorno boscoso que facilita la práctica senderismo o simples caminatas por el lugar; también es posible visitar el parque de Sierra de Aracena y Picos de Aroche, el Parque nacional de Doñana y el puerto de Palos de la Frontera de gran valor histórico ya que de allí partieron las naves que descubrieron el nuevo mundo.

Artículos recomendados