Baños árabes en Madrid

Vivir en la capital española tiene sus inconvenientes: el ruido, el tráfico, el ritmo acelerado de vida… todo esto hace que nos estresemos mucho. Pero por el lado contrario, también los madrileños (de nacimiento, pero también de adopción), tenemos ciertas ventajas respecto a los que viven en ciudades pequeñas. Y es que en Madrid podemos encontrar prácticamente de todo. En este caso, unos baños árabes. Así que podemos disfrutar de esta experiencia misteriosa y exótica, sin salir de nuestra propia ciudad. ¿Quieres saber qué es lo que te pueden ofrecer? Pues entonces sigue leyendo. Aunque, dicho sea de paso, también puedes optar por Menorca y sus playas, y hospedarte en los diferentes hoteles en Menorca.

277556_2

Los balnearios y spas son algo necesario en cualquier ciudad, ya que supone un oasis de paz y tranquilidad en medio de todo el ajetreo. Necesitamos, de vez en cuando, desconectar de todo eso, aunque sea únicamente por un par de horas. Hay quienes prefieren relajarse haciendo ejercicio, o alejándose de la urbe. Pero nosotros te mostramos aquí una alternativa mucho más relajante: estamos hablando de visitar los baños árabes.

Hammam Al Andalus Madrid

¿Quién iba a pensar que en pleno centro de Madrid encontraríamos un rinconcito del mundo árabe? Nadie. Este lugar está muy escondido, casi, que pasa desapercibido para la mayoría de las personas que hacen su rutina por la zona y ya ni se dan cuenta de lo que ven. Hammam Al Andalus Madrid tiene sede, además de en la capital, en Córdoba y en Granada, cómo no. Pero el de Madrid tiene un “algo” que no sabemos calificar. Un encanto que evoca a los tiempos antiguos. Situado en la calle Atocha, a pocos minutos del centro, podemos encontrarnos este lugar tan real como cómodo.

¿Qué podemos esperar de un nombre tan exótico? Pues una verdadera experiencia que nos pondrá en contacto con las raíces árabes que tiene España. Y es que el aroma, simplemente al entrar, nos encandilará y nublará nuestros sentidos. Las siguientes horas las recordaremos con gozo, pero como si estuviéramos flotando en una niebla llena de aromas especiados, exóticos, y aceites esenciales que dejarán nuestro cuerpo prácticamente como nuevo.

hammam-al-andalus-madrid

La carta que nos ofrece este lugar no es que sea muy amplia, pero suficiente para disfrutar un par de horas de esta experiencia tan única. De esta forma, podemos deleitarnos con lo más simple, que es un baño relajante, que consiste en la relajación de nuestra piel a través del agua, tratada especialmente para que salgamos más bellas de lo que ya somos. Si te sabe a poco, puedes combinarlo con el kessa tradicional, que lo que hacen es añadir un masaje durante el baño, con técnicas andalusíes, es decir, con un guante de kessa y utilizando nada más y nada menos que jabón de uva roja.

Además, también puedes pedir un masaje relajante, ideal si tienes alguna dolencia, o simplemente algún que otro nudo por los nervios o por el estrés que nos supone el trabajo, los estudios, y todas las tareas que hacen que seamos superhombres y supermujeres en esta gran ciudad. Por supuesto, puedes elegir el aceite esencial que tú quieras en tu masaje. Si no te gusta el sándalo, o prefieres algún aroma en concreto, no dudes en pedirlo, y consultar a los especialistas cuál sería el mejor para ti. Ellos estarán encantados de ayudarte, y te aconsejarán en todo lo que puedan.

Y si quieres la experiencia completa, puedes pedir un baño y ritual al ándalus, que combina el baño, después el kessa, y por último un masaje relajante. Si quieres algo nuevo, te recomendamos que pidas el ritual almudaina, que se trata del kessa que hemos mencionado anteriormente, pero sobre piedra caliente. La sensación será plena, te lo aseguramos.

 

Deja un comentario