Baños árabes en Málaga. Una apuesta al turismo de salud de cinco millones de euros

 

A pesar de la crisis que España atraviesa hoy en día, algunas empresas invierten asumiendo el riesgo de la apuesta. Tal es el caso de Hammam Al Andalus que abrirá en breve sus baños árabes en Málaga capital apuntando al turismo de salud, estableciéndose en el centro histórico con una inversión de más de cinco millones de euros y 10 años.

Antonio Rivadeneyra, gerente de la compañía, señaló que Málaga, ‘la provincia turística por excelencia’, es un sitio idóneo; “Es un referente y aquí se unirá con la tradición nazarí. El proyecto arquitectónico te traslada a la antigua Medina de Málaga, es un sitio en el que vendemos sensaciones y en cada sesión el cliente se traslada al pasado y estará tranquilo y relajado”, manifestando además que el de la capital de la Costa del Sol, es su proyecto estrella.

El gerente anunció que los malagueños que utilicen estos baños árabes, gozarán de una tarifa especial precisando que el perfil del usuario de las instalaciones es el de personas de entre 25 y 40 años que atraídos por el turismo cultural, buscan además otras alternativas.

Este Hammam es diferente al de Marruecos o Turquía, por ejemplo, ya que se focaliza mayormente en el turismo de ocio y salud, tanto en el servicio como en sus instalaciones. Con una superficie de 1.300 metros cuadrados, estos baños árabes son los más grandes que tiene la empresa, aun los de Córdoba y Madrid.

El edificio entero recrea la Málaga nazarí y contará con una espectacular piscina de agua templada con una cúpula de 16 metros; también se ha incluido un sistema de alimentación energética basado en la geotermia: ‘calentamos el agua con el calor de la tierra’, dicen sus propietarios. Se han construido 16 pozos de 150 metros de profundidad de manera tal que se baja el agua, se calientan y la suben. Un plan eficiente que respeta el medio ambiente.

Hamman Al Andalus, único baño árabe que cuenta con este sistema, es un sitio para la relajación del cuerpo y el espíritu que recrea los ancestrales baños públicos del mundo islámico, centro de la vida social, del descanso y de la purificación religiosa.

 

Deja un comentario