Donde pasar el mejor verano en Mexico

México es quizá lo más cerca del paraíso que se puede estar en la tierra. Su situación privilegiada, ya que lo bañan dos océanos, el Pacífico y el Atlántico, lo convierte en un lugar único. Por supuesto las playas del Caribe mexicano merecen bien su fama, pero la geografía de este país, llena de contrastes ofrece muchas más opciones para vivir en él un verano inolvidable.

Visitar sus lagos, los volcanes o la selva son experiencias que todo buen viajero debería conocer. El inmenso patrimonio histórico de México es otro de los puntos fuertes, Teotihuacan, la ciudad de los dioses, los Atlantes de Tula o el Palacio quemado, Cholula con sus piramides superpuestas y la iglesia colonial de Nuestra Señora de los Remedios o las catedrales e iglesias de Puebla, miles de sitios en los que sumergirse en la historia de antiguas civilizaciones.

Pero no solo se encuentra el encanto en los alrededores, la propia ciudad de México es un lugar fascinante para recorrer. Bajo la todavía presente identidad Azteca que se entremezcla con las iglesias y palacios coloniales se pueden encontrar edificios modernos, avenidas impactantes como el Paseo de la reforma y hasta un auténtico castillo en uno de sus numerosos parques, el de Chaputelpec. Dejarse llevar caminando por sus calles, sus hermosos barrios coloniales o visitar sus más de cien museos se convierte en imprescindible.

Volviendo a sus playas, podemos disfrutar de una infinidad de lugares paradisíacos si lo que queremos es despreocuparnos de todo y olvidar la rutina diaria. En todas ellas encontraremos arena blanca y aguas cristalinas y de una pureza sin igual. Algunas de las mejores son:

-Puerto escondido en Oaxaca.
-Tulum, Riviera Maya.
-Playa del Carmen en la Riviera Maya.
-Cancún en la Riviera Maya.
-Costa Careyes en Jalisco.
-Los Cabos en Baja California.
-Cozumel en La Riviera Maya.
-Acapulco en Guerrero.
-Manzanillo en Colima.

Sin embargo, en la inmensa costa mexicana siempre se pueden encontrar lindas y hermosas playas no tan conocidas pero igualmente excelentes para perderse y descansar. Por ejemplo dentro de la Riviera Maya también podemos descubrir la Biosfera de Sian Kaan, una de las reservas más grandes del país y que los antiguos Mayas consideraban una entrada al cielo. Si lo tuyo es el buceo no existe un lugar mejor que la playa de Paamul, dónde además de un mar intensamente azul puedes alojarte en una de las cabañas de la zona.

Por último, no se puede visitar México sin conocer las Pirámides Mayas, fascinante testimonio de una cultura apasionante. Eso si, donde quiera que vaya en Mexico no olvide su tarjeta de crédito para que le saque el mejor partido a su viaje.

Deja un comentario