Balnearios de la República Checa

Los balnearios aportan, desde el sector turístico, un importante potencial económico a la República Checa, impulsado por la fama que la riqueza natural de la región de Karlovy Vary, le ha brindado en toda Europa. Ciudades balnearias como Karlovy Vary, Marianske Lazne, Frantiskovy Lazne y Jachymov son actualmente centros de reposo de reputación internacional.

A nivel europeo, ha aumentado el número de visitantes atraídos por los beneficios de curación y relajación de los balnearios checos, incremento al que también contribuyó la presencia numerosa de los residentes del país.

La ciudad balnearia de Karlovy Vary, conocida a nivel internacional como Karlsbad o Termas de Carlos, se encuentra en medio de un paisaje sobrecogedor; el balneario cuenta con doce manantiales de agua caliente, uno de agua fría y fuentes de gas natural para las curas de salud.

La ciudad es también escenario de diversas actividades deportivas y culturales, tal como el Festival de Cine Internacional, un evento que se realiza durante el mes de junio convocando grandes estrellas del séptimo arte y que se considera el más importante del país.

La ciudad balnearia de Marianske Lazne, conocida antiguamente como Marieband, es uno de los balnearios más lujosos y concurridos de Europa, aunque no tan renombrado como Karlovy Vary. Desde fines del siglo XIX grandes personajes de la realeza y el arte fueron asiduos concurrentes a sus aguas termales. Reyes como Eduardo VII de Inglaterra y Francisco José, los escritores rusos Gogol y Goncarov, el poeta Goethe o el compositor Wagner antecedieron a otras celebridades internacionales que siguen eligiendo el balneario como centro de reunión.

También destaca Frantiskovy Lazne, una pequeña ciudad que debe su nombre al emperador Francisco II, Franzensbad; protegida como patrimonio histórico artístico, conserva su estilo Belle Époque de la época de los Habsburgo, cuenta con 22 manantiales de agua potable y curativa, se constituye en un lugar ideal para la tranquilidad y reposo.

Otro conocido centro termal es la ciudad balneario Jachymov, con cuatro manatiales de aguas curativas, al igual que Lazne Kynzvart; es el único balneario especializado en tratamiento infantil de la República Checa.

Dotados de modernas instalaciones y utilizando los recursos curativos naturales, los balnearios checos son un lugar insustituible para la relajación y la prevención, tanto como para cuidados posthospitalarios.

Deja un comentario