Si tuviéramos que elegir un balneario por los excelentes efectos terapéuticos de sus aguas termales, emplazamiento y calidad de su alojamiento en la provincia de Granada, no tenemos duda de que nos decantaríamos por el balneario de Alhama, un municipio a una hora de la capital que desde los tiempos de al-Andalus es famoso por sus baños termales árabes (de los que procede su propio nombre, al-Hama, que significa “el baño”).


De este balneario brotan aguas mineromedicinales que han sido fuente de salud desde la antigüedad y que hoy en día son empleadas para tratamientos de todo tipo: dermatológicos, reumatológicos, estéticos o relajantes. Sus instalaciones están totalmente renovadas y cuentan con un hotel de tres estrellas en los que podemos difrutar de un fantástico descanso y servicio de bed and breakfast.

Por otro lado, el municipio de Alhama es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza y el senderismo ya que en la parte alta de esta tranquila localidad están situados los conocidos Tajos de la Alhama que brindan un paisaje excelente que sorprende a todo aquel que los recorre.

El casco antiguo del pueblo está declarado conjunto histórico-artístico, pues cuenta con arquitectura desde la Baja Edad Media, pasando por el Renacimiento y el Barroco; como son el Castillo Árabe, la Iglesia Mayor de la Encarnación y la Casa de la Inquisición, entre otros.

En definitiva, la Alhama es un destino perfecto para encontrarse con el bienestar, la salud, la historia y la naturaleza; por lo que no podemos dejar de recomendar su balneario como uno de los más interesantes de toda Andalucía.

Artículos recomendados