Es posible que necesites un descanso. Si estás cansado del trabajo y quieres desconectar, una de las mejores opciones es hacer una escapada a un balneario. Puede parecer una tontería, pero dos o tres días de relajación, no le hacen mal a nadie. En España, hay un gran número de balnearios de gran calidad. Uno de ellos es por ejemplo el famoso Balneario de Burgo de Osma. Si estás interesado en una escapada de este tipo, no te pierdas los tratamientos que te ofrecen en este balneario.

A la hora de relajarse, hay muchas maneras de conseguirlo. Pero si el entorno además es el adecuado, será mucho más sencillo desconectar del mundo real para pasar unos días alejado de todas las tensiones y preocupaciones. Si te animas a realizar un viaje de este tipo, en el Balneario de Burgo de Osma podrás disfrutar de un gran número de tratamientos generales y especializados. Veamos antes dónde está situado este balneario y cuáles son sus instalaciones.

Ubicación del Balneario

El Balneario de Burgo de Osma es uno de los más solicitados en España por muchos aficionados al turismo termal. Se encuentra en la provincia de Soria, en un antiguo edificio perteneciente a la Universidad de Santa Catalina, la cual fue fundada en el siglo XVI. Tras la restauración, aún perdura su estructura original, destacando el precioso patio renacentista que hay en su interior y que comunica todas las estancias.

Instalaciones del balneario

En la planta baja del edificio se encuentran las salas de estar y de restauración, mientras que en la planta superior, están distribuidas las habitaciones. Se entre todas las instalaciones, destaca la cúpula del balneario, situada en la planta inferior.

En total, la superficie del balneario es de 1.500 metros cuadrados, divididos en dos plantas. Y entre las instalaciones, cabe destacar por ejemplo el claustro termal. Se trata de una gran piscina con aguas mineromedicinales, procedentes del manantial de Santa Catalina. En dicha piscina hay camas, asientos de burbujas, jacuzzis, chorros relajantes, cañones de agua, cortinas de agua, zonas de reposo y un circuito termal.

Además de todo esto, hay también saunas y áreas de contraste con agua termal a diversas temperaturas. Puedes darte también un baño turco o una ducha escocesa. Y su lo prefieres, también es posible descansar en la sala de reposo. Por último, el balneario cuenta con un gran número de cabinas donde poder realizar diversos tratamientos.

Tratamientos del balneario

Entre los principales tratamientos que el balneario ofrece para sus huéspedes, podemos destacar algunos ejemplos. Está el especial de Relax, el cual incluye dos baños con esencias, chorros, masajes locales, envoltura en fango, ducha circular y ducha Vichy.

Otro de los tratamientos, en este caso destinado a los hombres, es el Rejuvenecedor. Consta de un Ritual antioxidante, con peeling corporal, baño hidrotermal y masaje total. Además incluye circuito de contrastes, baño con esencia de limón y tratamiento facial.

Para las mujeres, también hay un tratamiento especial, el Escultor silueta, también con un peeling, una envoltura de té verde y un masaje con bambú. Incluye además circuito de contrastes, masaje de relajación y drenaje linfático.

Y para terminar, que mejor que un especial Antiestrés. En este caso se trata de dos baños con esencias, sesión de chorros, masaje combinado, parafangos, sesión de shiatsu y por último sesión de reflexología.

Ahora que ya conoces donde está y que tratamientos ofrece, sólo te queda pensar cuándo hacer la escapada de relax. El verano está a la vuelta de la esquina, pero para que no se haga tan larga la espera, puedes hacer una visita a algún balneario.

 

Artículos recomendados