Un Balneario de por vida Spa del Hotel Arts de Barcelona

 

Son cerca de las cinco de la tarde y ya tengo que salir rumbo a una reunión con unos viejos amigos de universidad. Nuestras citas se han tornado más seguido debido a que estamos viviendo en la misma ciudad desde hace unos meses, sin embargo, mi mejor amigo no está presente, él vive en Barcelona (vuelos a Barcelona), España(ver hoteles en España).

 

Rodolfo, como se llama, me envía un sin número de cartas contándome una variedad de anécdotas e historias que vive allá en Europa. Llegué a la puerta y observé un adorno tan extraño que me hizo recordar la vez que Rodolfo me comentó acerca de un spa…

La empresa en la que trabaja Rodolfo, decidió agasajar a todos sus empleados invitándolos por un fin de semana completo al Spa del Hotel Arts de Barcelona, sin duda alguna, es un regalo que nadie puede rechazar, además los comentarios que se oyen del lugar son buenísimos y no dejan de mencionar que es un lugar verdaderamente lujoso.

Rodolfo me escribió para contarme que dentro de las especialidades de las masajistas se encontraba: las terapias faciales y de masaje, órgano de terapia, relajación mediante rituales, entre otros. Él, como lo conozco, escogió terapia facial ya que siempre le ha preocupado verse bien, empezando por el rostro sano y bello. Después vivió una experiencia de rejuvenecimiento y revitalización que ofrece el Hotel; Rodolfo, me termina de escribir contando que después de finalizar una de sus primeras sesiones del fin de semana, quedó como nuevo y parecía un bebé recién nacido, lógico, con todos los conocimientos del mundo y de la vida.

También me dice que cuando leyó el lema que tienen puesto en todas las puerta de ingreso a las masajistas, no creía que fuese verdad, pero después de lo que vivió todo su cuerpo, puede hasta afirmar que la filosofía de salud, bienestar y belleza sí se cumple en Barcelona.

Dispuesto a no desaprovechar todo lo que le ofrecieron se dirigió a la sauna, a los baños de vapor con cromoterapia, después a las piscinas con hidromasaje y finalmente terminóen las fuentes de hielo. Qué tal aventura la que vivió mi amigo Rodolfo, que desde ese momento es cliente asiduo del Spa del Hotel Arts de Barcelona, tanto así, que hasta sacó su tarjeta de descuento a razón de que asistía todos los fines de semana. ¿Será una de las razones por la cual, ya desea quedarse en España?…

Deja un comentario